Cuando el sufrimiento queda a un lado…

Parece mentira que el dolor llegué como se va.. que la tristeza que un día invadía nuestro corazón se convierta en la peor de las rabias o indiferencias y que al final descubramos que todo los llantos, los malos recuerdos y las malas palabras son obra de un disparate, de un teatrillo propio de la Edad Media.

Cuando ni los gestos son suficientes, cuando no hay declaraciones de cierto o incierto y nuestro espíritu se asemeja a un pájaro sin alas… dicen que ya no puedes caer más bajo y que a partir de ahora sólo queda subir.

La autoestima muchas veces se convierte en conductor de nuestra vida, fluctuando en forma de gráfico, pasando del 0 al 100 en segundos… Muchas veces dependemos de los demás para encontrarnos mejor, para intentar superar vivencias… mal hecho. El desahogo de nuestra alma debe ser un trabajo intrínseco, de nuestro vigor, de nuestra motivación , de nuestro deseo de ser felices.

Las decepciones aparecen en nuestra vida como gotas de agua en los cristales,desaparecen, aparecen, y vuelven a desaparecer… Muchas veces valorando cosas que hemos sobrestimado y desaprovechando ocasiones que pasan frente a nuestros ojos y ni siquiera las percibimos…

Amamos a recuerdos, no a verdades, ignoramos verdades y amamos mentiras, pero en definitiva amémonos a nosotros mismos y todo será más fácil… parece un frase salida de un libro religioso, de un credo de fe. Pero no, el querernos nos da sabiduría, fuerza, saber estar y discriminar entre lo que es mejor o peor para nosotros.

Lo ideal sería no amar a quién no nos ama, pero no todas las veces es posible, lo mejor será amar cuando conviertes en realidad ese amor. Cuando aceptas a la persona tal y como es, cuando sus defectos son menos que su virtudes, cuando llegas a la determinación de que odiarla sería mejor que no tenerla, cuando sólo mirarla te hace feliz… claro está esto es la perfección.. También es cierto, que esto puede desaparecer en un segundo, en una mera bronca y que todo cambie… Aún entonces cuando todo es negro o gris… apoyate en ti, en tu vida, sobrevive.. pero sin causar dolor, sin un vía de escape hacia delante que produzca sufrimiento.. sino siendo siempre tú mismo. Así las noches, tú alma, tus recuerdos y tus sueños serán más dulces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s