Anhelo….

En la oscuridad de mi cuarto vacío… en lo único que me apetece pensar es en los días que fueron y que nunca volverán. En aquellos anhelos que aunque escondidos, se despiertan en mis sueños y me hacen sentir real….

Entre los montículos de papel de tinta gastados, los meses de estrés y adrenalina benigna, la preparación de un reportaje sobre lo humano que incentiva al más tierno periodista,  aparecen, sin querer, sentimientos reales que tal vez no deberían mostrarse…

El mundo está en continuo movimiento, este 2011 informativamente en un caos, y yo solo puedo pensar en tus ojos azules como los sinfines de un mar cantábrico que por 30 días acarició mis mejillas, suavizó mi piel y calmó mi vida…. Sigue leyendo