Adiós, Nueva York. Hola, existencia.

Dicen que nunca se es capaz de cumplir un sueño. Pero yo a mis 34 años,  he conseguido pisar la Gran Manzana, ese trozo de tierra que todo el mundo admira, en el que todo el mundo quiere vivir, al que todo el mundo quiere llegar y, lo más importante, de quien nadie se quiere ir…

Hoy, es mi cumpleaños, y no un cumpleaños cualquiera, cumplo cinco meses en un país que me ha acogido con la mejor de sus sonrisas, en el que estoy viviendo las mejores experiencias y en el que he aprendido añorar a lo que no pensaba que amaba y he aprendido a ignorar a lo que una vez pensé que amé..

La encrucijada de sentmientos en la que me hallo, inmersa en una caracola de pensamientos, angustias, felicidad y excitación me hacen comprender que el ser humano, osea yo, no puede resolver los problemas que le superan, que se escapan de su control, que no son dominados por su existencia…

La luna, el sol, la tierra, el mar ahora lejano, o los ríos inmensos de un país extranjero me hacen sentir nostalgia de los míos, de los que no lo fueron tanto y de aquellos que sin querer ahora son parte de mi vida, de mi día a día, de mi ayer, de mi mañana…

Un taxista etíope, entusiasta, hoy consiguió de mi una carcajada. Esa sonrisa, indecente, inmadura, natural… una sonrisa real, inmaterial, sin precio, amiga, amorosa… !If you did not give a fuck for me, why I will give a fuck for you!, no la voy a traducir porque me parece indecente, me parece absurdo, es una frase descrptiva por si misma, tiene significado e importa a quién lo lee, a quién se da por aludido…

Cinco meses de desencuentros, de enfermedades, de visitas, de compañía, de soledad, de amistad… de pérdida de aquellos que amanos, de ganar a los que no hubieramos querido nunca…

Pensar y parar.

El viento acaricia mi rostro como el mejor de los recuerdos,  incluso llega a provocar lágrimas de añoranza en mis ojos, en mis retinas absortas por tener la oportunidad de visitar lugares anhelados, sitios antes inalcanzables que ahora, tras un duro sufrimiento y amargo en más de una ocasión, ha conseguido sacarme de mi letargo, de mi agonia intrínseca…

A la salud de aquellos que me siguen, no podría ignorar una de mis cientos de aventuras en mi gran querido autobús 42, no voy a mencionar que el gafe me persigue en el transporte de este país. Un tren desde Filadelfia bastó para comprenderlo. Tres horas de retraso, gente irritada y un guardia de estación que creyó que era una delicuente mexicana con droga en mi barriga. Obviaré los detalles, porque aunque parezca interesante, es triste. Un 42, que cada mañana me recoge y que cada mañana me devuelve a casa tras minutos de espera, autobuseros maleducados y gente a la que no le vendría nada mal una ducha.. historias que como bien dijo un gran amigo hacen que además de echar de menos a la gente que me importa, añore el metro de madrid, pero que no se entere GALLARDÓN.

La vida, morir, resurgir, me aproximan a tu memoria, a esa memoria inerte que cree que estás y vives solo en mi mente,  en una imaginación dañina, en mi pensamiento sin sentido, sin guía. Pero te extraño. Como nunca lo había hecho. Te estraño y te necesito en mi vida, no a tu persona, ni siquiera tu presencia, necesito saber que tu corazón late junto al mío, a ritmos diferentes tal vez, pero lanten unidos, en ese silencio, en ese compás eterno, que nos recuerda que estamos vivos.

En ese silencio eterno que nos convierte en mortales, en ese grito de socorro sordo que en mis sueño me acerca a ti… a mi.. a los dos.

Una llamada de humo en la lejanía, una sonrisa en la memoria de atardeceres pasados… Un te echo de menos aunque sea mentira. Un me acuerdo de ti aunque no te lo creas. Un pienso en ti a pesar del dolor. Un te quiero aunque no lo merezcas. Un para siempre aunque el miedo encoja TU alma, aunque la duda reine nuestra REALIDAD, aunque el amor sea algo que queramos esquivar, aunque una llamada de AUXILIO muestre nuestra debilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s