¿Y tú… y tú?

questionA veces la confusión y la incertidumbre nos hacen viajar de la verdad a la mentira en un segundo. Nuestro deseo de querer mantener situaciones y relaciones con personas que nos hacen felices, cómodas y relajadas, nos hace olvidar que tal vez ese sentimiento no sea recíproco. Tal vez la dependencia a otro ser humano sea lo último que haya que hacer. Esa dependencia a algo tan increíblemente, a algo tan bueno que nos cuesta soltar, del que nos cuesta desprendernos…

Es duro que alguien sea tan importante para ti, y no saber como se siente. Es difícil sentir desesperación y tener que agarrarnos a un palo ardiendo. Es complicado estar enamorado de alguien que no debes y no poder evitarlo. Es de valientes cambiar 180 grados tu vida y aunque todo después se desmorone. Es tremendo perder a un ser querido para siempre y que tu vida quede destrozada.. y aún así volver a comenzar cada mañana… Es complicado querer conservar a alguien en tu vida  y que te des con un muro la mayoría de las veces…. (para vosotras ;-))

Vivir con tan sólo una parte de la realidad, normalmente con la que nosotros percibimos, es muy confuso. No saber lo que está ocurriendo al otro lado, cuáles son las sensaciones o vivencias, puede hacer que nos sumerjamos en una situación que se vuelve insostenible, sin control, en el que las carencias afectivas aparecen con frecuencia y la racionalidad brilla por su ausencia… y, lo que es peor, nuestras acciones pueden llegar a parecer inconstantes, desequilibradas.. Un ahora sí… un ahora no. El miedo, sin duda, es el peor enemigo. Ese miedo a perder, a ganar, a olvidar, a ser incapaz…

Muchas veces el orgullo, sensato en más de una ocasión, nos empuja a abandonar … pero el amor, sentimiento totalmente irracional, nos martillea con la idea: “vamos un intento más”. La contestación al desamor, a pesar de lo complicado de esta circunstancia por la que todos hemos pasado en más de una ocasión, es fácil: el libre albedrío.

A pesar de que los seres humanos creamos, y quien diga lo contrario miente, en que todos tenemos un objetivo en la vida; normalmente, este va unido a una persona (aunque sea uno mismo), que por su cuenta y riesgo, tiene también sus sentimientos y necesidades. ¡Qué le vamos a hacer, c´est la vie!

Como idealista y soñadora, y un poco loca la mayoría del tiempo, no puede evitar pensar que cuando las emociones son hermosas, tiene que ser por algo, que puede ocurrir algo especial y único. Como ser racional, sé que muchas veces no se puede conseguir lo que se quiere en esta vida ya sea por circunstancias, incompatibilidades o simplemente porque no puede ser y punto. Como pseudo intento de escritora siempre me han gustado los finales felices. Como mujer vivo en la constante marea de emociones y pensamientos  que dominan día a día mi estado de ánimo ….

Como Yo tengo claro que me encanta la magia, eterna optimista… Aunque por ahora, a pesar de la tristeza intrínseca o la alegría de una sonrisa, que ocurren indistintamente a lo largo de cada jornada sin sentido aparente, de momento creo que la solución es  fortalecer la relación más honesta que existe: conmigo misma.

Aunque de reojo, en silencio, esperaré con la inocencia de una cría a que mi historia sea diferente. .. pero siempre mirando el punto fijo de la brújula…

En constante confusión, en constante sintonía…

Porque por mucho que algo te duela, dejarlo ir, duele aún más. (EJ)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s