El mar

indexHay veces que uno no sabe si está vivo o muerto sin la necesidad de dejar de respirar. La luna, el sol, la tierra o el mar, elementos extremadamente usados en la literatura popular, empujan a los que aman, o a los que sufren, a otorgar a estas cosas un valor subyacente que no les corresponde. Porque (para mí) la luna sigue siendo la luna, el sol sigue siendo el sol, y la tierra sigue siendo la tierra… pero qué ocurre con el mar…

Para muchos, el mar es azul, salado y a veces el viento provoca ondulaciones sobre su superficie.. el mar no puede ser simplemente mar… y, tal vez porque amo, o tal vez porque sufro, a mí este elemento me despierta la nostalgia -la añoranza-, me da tranquilidad y me traslada a recuerdos de soledad absoluta, de compañía divertida, el ahora vengo, ahora te vas, que tan bien representa su tan rítmico oleaje…

A veces enfadado, a veces apaciguado, a veces alocado, a veces sin sentido.. Sin control, salado, azul, verde, agua.

Creo que si tuviera que elegir algo que añoro, a parte de mi familia y amigos, sin duda escogería el mar, aunque es cierto no cualquier mar. Vivir cerca de él es fantástico, maravilloso, no creo que haya nada mejor, a pesar de la penuria, del dolor, de la depresión… vivir cerca del mar…  ánima el espíritu…sirve para el desahogo…con el lloras.. con el ríes.

Ese olor a verano entremezclado con la sal, al calor, las frutas tropicales y las mimosas.. un olor de niñez, de juventud… de adulta… pero no me quejo porque pronto será nuestro nuevo reencuentro.

Siempre aquí, siempre lejos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s