Porque me da la gana…

la fotoNo sé si a la gente le ocurre lo mismo, pero a mí el verano me pone de buen humor, es como un cargador de pilas -sin enchufes- que plasma en mi cara esa sonrisa casi permanente -sino llega nadie a tocar las narices- a pesar del calor, del tráfico, del viento -intenso por estas latitudes- y de las tormentas que, sin ton ni son, son tan propias de la ciudad pantanosa de Washington. Sin olvidar que a los 30 grados de media hay que sumarle el siempre presente índice de humedad que llega en más de una ocasión, y muy a mi pesar, al 100%.

Sigue leyendo

Fase de “no al amor”

phpThumbMe declaro en fase total de “no al amor”. La pregunta es si es una decisión propia o una búsqueda de un valor personal más allá de definiciones o complicaciones por la circunstancia y obligación que exige tener una relación de pareja…

Tal vez simplemente sea una consecuencia del sufrimiento que mi corazón ha padecido los últimos meses, o sea la decisión madura del hecho de haber descubierto que lo importante es quererse a sí mismo, por cualquier motivo, me reitero dejo el amor en pausa. Sigue leyendo

Paseo

4e113ee4cd6c11e2b53822000a1f96e6_7En una tarde de junio en un zoo abandonado, en una cafetería cualquiera a la rivera de un río al otro lado del mundo.

El viajero pasea entre las flores rosas y los árboles de las grandes avenidas, observando a los viandantes caminar sin rumbo aparente, escuchando la música que suena de su corazón. Mientras, casi al mismo tiempo, observa la lucha de un niño que quiere un helado y a una hija que mira triste a su padre anciano, un hombre con ojos llenos de recuerdos… llorosos por los desencuentros.. orgulloso de lo que ha vivido… sin lamentos… avanza un día más… Vida. Sigue leyendo