30 days to go… Día 1

Cuando te cuentan que el embarazo es una época maravillosa, en parte la gente no miente. Es cierto que es fantástico notar las patadas, saber que se está engendrando una vida dentro de ti… pero hay otro lado. A falta de 30 días y en reposo requerido… por motivos fisiológicos.. la ansiedad de la llegada de la bebé es más que obvia. La habitación huele a nenuco y se ilumina cuando caminas por el pasillo… los vinilos anuncian su nombre y tanto el padre como yo estamos deseando comernos sus pies.

En el lado menos bueno, está el dolor continúo de huesos, se supone que sucede con el fin de que se abran las caderas y la bebé se encaje presta para salir y también está el cansancio que se asemeja a cómo si no hubieras dormido en la vida, es tumbarte y caes redonda.. El calor no ayuda, pero sin duda el sol anima.

Bueno, luego llegan las preocupaciones propias de esta época, que la bebé nazca bien, que pueda hacerlo lo mejor posible en el trabajo del parto y que esa imagen en la que la nena reposa sobre mi pecho sea ya una realidad.

Para que mentir, siento ansiedad.

Luego llegan los pensamientos posparto. ¿Cómo quedará mi cuerpo? Todos los pensamiento suceden a la vez. Desde la dificultad para contener la orina o dolor en las relaciones sexuales, pasando por prolapso genital en los peores casos –el útero se da la vuelta y sale–.

Con los datos en la mano: “Se estima que un 85% de las mujeres no lleva un control del suelo pélvico”, dicen desde tuMédico.es. Y tienen razón. El error inicial que cometemos muchas es auto convencernos de que estos síntomas son normales, cuando, según los expertos, no lo son en todos los casos.

¿Cómo actúo. cómo puedo hacerlo? “La mejor manera de trabajarlo es la conciencia”. Como confirma Aida Santos Hijano, “es el encargado de amortiguar presiones, favorecer una buena función sexual y reproductiva y mantener cada víscera en su sitio”.

Nota mental:  trabajar estos 30 días el periné con ejercicios de Kegel y gimnasia hipopresiva, que permiten aumentar la resistencia y la elasticidad. No quiero tener sustos después.

Luego la música relaja

Seguiremos!

Siempre aquí, siempre lejos.

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s