Ella conductora, él copiloto

Drive

La creencia popular siempre ha descrito negativamente a la mujer cuando conduce: “Mi mujer aparca fatal”; “es muy lenta”; “¡no se fija en las señales!”… Altamente criticadas por su forma de conducir, un nuevo estudio contradice esta versión popular. “Cuando una mujer va al volante acompañada de un hombre cómo copiloto, se produce la combinación más segura. Esta unión tiene menos accidentes que cuando va un hombre al volante con otro –la más peligrosa– o cuando este va acompañado de una mujer”, así lo concluye el estudio El copiloto y su influencia en la prevención de accidentes de tráfico. Una perspectiva de género, presentado este lunes en Madrid.

Entre las razones que dan validez a la “combinación perfecta” está que la mayoría de las “mujeres no tolera superar los límites de velocidad y no respetar la distancia de seguridad, y no conducen de forma brusca”, explica Francisco Valencia, director de la Fundación Línea Directa, entidad propulsora del estudio. Para elaborar el informe “se han analizado los datos de accidentes con víctimas registrados por la DGT en los años 2011 a 2013. Se han tenido en cuenta también los 350 millones de desplazamientos al año, según indica esta misma organización, y la tasa de ocupación en vehículos, que asciende a una media de 1,39 individuos”, explica Valencia.

La investigación no ha tenido en cuenta ni los accidentes en moto, ni motocicleta o bicicleta. El estudio también explica las características que debe tener el copiloto perfecto, “una figura que dentro del vehículo cuenta con la mayor probabilidad de morir y de tener accidentes graves que cualquier otro pasajero –288 pasajeros perdieron la vida en 2013, según los últimos datos analizados por la DGT–, pero que si está “en el coche hace que la accidentalidad disminuya hasta un 35%”, afirma Valencia. Esta última cifra contrasta con un informe elaborado por el RACE el pasado mes de junio, que aseguraba que “los copilotos alteran la conducción” y que “casi el 80% de los conductores se distraen más cuando van acompañados”.

Para los encuestados por el RACE, el copiloto es un viajero que “advierte constantemente de las direcciones y posibles peligros”, pero que “es el pasajero más molesto” ya que se “queja y toca los elementos del vehículo constantemente”. En este último informe, se preguntó a unos 1.444 conductores: “Es vital concienciar del importante papel que juegan los acompañantes en la seguridad vial, ya sea como factor de ayuda o como factor de distracción”, recalcaba el estudio.

Tras estos resultados, ¿cómo sería el copiloto perfecto?

  1. “Los mejores copilotos son hombres de entre 60 y 69 años”, explica Valencia. “Personas muy expertas a la hora de conducir”, agrega. Muchos estudios inciden en que la edad del copiloto es importante. Una investigación realizada en 2012 explica que en el caso de los adolescentes, es mucho peor que vayan acompañados, porque están más predispuestos a la distracción”, se desprende de un estudio realizado por AAAFoundation, asociación estadounidense dedicada a la seguridad y conducción.
  2. Cumplen con la normativa vigente: se ponen el cinturón de seguridad.
  3. Son pasajeros que están atentos al entorno: “no permiten que el conductor no respete las señales de tráfico; que circule sin ponerse el cinturón o que lo haga bajo los efectos de las drogas o alcohol, entre otras medidas”, añade el experto.
  4. No dejan que el conductor use el teléfono móvil. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras de EE UU, apoya la medida: “El copiloto tiene que responder los correos electrónicos o los mensajes del conductor, si esto no funciona, simplemente hay que quitárselo de la mano”.
  5. Tienen una actitud participativa: el copiloto es el encargado de programar el GPS, y “está atento de las necesidades del conductor, como facilitarle agua o comida”.
  6. Vigilan que el piloto no se duerma: “Hay muchas personas que piensan que al sentarse al lado del conductor pueden dormir una siesta”, explica un artículo elaborado por National Geographic.  “El copiloto perfecto está atento”.
  7. Deben evitar hablar en exceso: Contar batallitas de forma incesante puede perjudicar la atención del conductor. “Un poco de sosiego favorece que el conductor esté más atento”, asegura Valencia.
  8. “El responsable de atender a los pasajeros es también el copiloto. Debe vigilar cuando los niños juegan, o las necesidades que tenga cualquier viajero que se siente en la parte trasera. El conductor se ocupa de conducir, y solo de conducir”, concluye Valencia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s