Ella conductora, él copiloto

Drive

La creencia popular siempre ha descrito negativamente a la mujer cuando conduce: “Mi mujer aparca fatal”; “es muy lenta”; “¡no se fija en las señales!”… Altamente criticadas por su forma de conducir, un nuevo estudio contradice esta versión popular. “Cuando una mujer va al volante acompañada de un hombre cómo copiloto, se produce la combinación más segura. Esta unión tiene menos accidentes que cuando va un hombre al volante con otro –la más peligrosa– o cuando este va acompañado de una mujer”, así lo concluye el estudio El copiloto y su influencia en la prevención de accidentes de tráfico. Una perspectiva de género, presentado este lunes en Madrid.

Entre las razones que dan validez a la “combinación perfecta” está que la mayoría de las “mujeres no tolera superar los límites de velocidad y no respetar la distancia de seguridad, y no conducen de forma brusca”, explica Francisco Valencia, director de la Fundación Línea Directa, entidad propulsora del estudio. Para elaborar el informe “se han analizado los datos de accidentes con víctimas registrados por la DGT en los años 2011 a 2013. Se han tenido en cuenta también los 350 millones de desplazamientos al año, según indica esta misma organización, y la tasa de ocupación en vehículos, que asciende a una media de 1,39 individuos”, explica Valencia. Sigue leyendo

Comer con los ojos

comida-organicaLa mirada entra en juego en la Gastronomía 2.0. El cliente, el consumidor, compra, come y disfruta gracias a una foto; una imagen que ha colgado un usuario en redes sociales como Pinterest o Instagram, promotoras de este tipo de instantáneas, aunque en los últimos tiempos también Facebook se está abriendo camino en este tipo de comunicación gastronómica.

“La gastronomía 2.0 es un concepto inspirado en la idea digital del pensamiento 2.0, lo que define una nueva visión de Internet y que significa que ahora no es alguien en el top quien informa a los que están debajo, sino que la información ahora se propaga en modo de interacción entre todos los actores de la conversación”, nos explicó Lionel Guerin, cocinero parisino, durante el Congreso de Bienestar que tuvo lugar en la localidad gaditana de Vejer de la Frontera. Sigue leyendo

Hasta siempre Washington

10155238_10152200260404355_6775415155848316845_n

¿Si pudieras estar en cualquier parte del mundo como periodista, dónde sería?, me preguntó Joaquín Estefanía en la entrevista para entrar al máster de El País.

“Yo iría a Washington para ver qué ocurre con la reforma sanitaria de Obama”, contesté con firmeza. Era octubre de 2009.

El 28 de junio de 2012, tras años de polémica, el Tribunal Supremo la declaró constitucional. Yo estuve allí.

847 días. Varias visitas a la Casa Blanca, al Departamento de Estado, al Supremo y al Capitolio. Varios museos  y monumentos nacionales. Un cierre de Gobierno. Ocho Estados. 20 tiroteos y sucesos varios. 32 tormentas.

Decenas de noticias de salud. Otras tantas de gente y cultura.  Una investidura… Unas elecciones… Virginia… Entrevistar a Estrella Morente… Ir a la Universidad de Hopkins…. Detroit… La OPS, el CDC y la FDA. Un horario de 24×7 y la portadilla de EE UU.

La muerte de Gabriel García Márquez pocos días antes de irme. Es necesario recordar sus palabras: “Aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo”. Lo sé, #Gabo.

Unos momentos que resumen de manera muy sintetizada mi trabajo en Washington desde mi llegada en 2012. Este es el lado racional.

Sigue leyendo

De los abrazos a la….

Abrazo_de_OsoQué ocurre cuándo los acontecimientos no dependen de uno mismo; cuándo, sin quererlo, te ves  inmerso en un círculo vicioso que no entiendes, mientras tú crees que lo has hecho bien, o lo mejor que has sabido. Tu comportamiento ha sido adecuado, generoso, pero aún así todo sale mal, sale de forma desastrosa, porque hagas lo que hagas los acontecimientos se escapan de tu control.

Sigue leyendo

Detroit

999516_10151643944349355_143523840_nHubo un tiempo en el que Detroit, situada en el Estado de Michigan, era todo grandeza y lujo. Limítrofe con Windsor, Canadá -tan solo el puente Ambassador separa las dos orillas-, hace más de medio siglo era la cuarta ciudad más importante de Estados Unidos, gracias al sector del motor, la música y el transporte fluvial. Pero la cara que hoy en día muestra la metrópoli carece del lustre de antaño. Mientras gigantes automovilísticos como General Motors o Chrysler siguen dominando sus extensas avenidas, no muy lejos, al este de la ciudad, los edificios se desmoronan, las ventanas rotas muestran el abandono y los barrios ya no son barrios, son calles fantasma. De sus más de 350 kilómetros cuadrados de superficie, tan solo 18 de ellos están habitados.
Sigue leyendo

Porque me da la gana…

la fotoNo sé si a la gente le ocurre lo mismo, pero a mí el verano me pone de buen humor, es como un cargador de pilas -sin enchufes- que plasma en mi cara esa sonrisa casi permanente -sino llega nadie a tocar las narices- a pesar del calor, del tráfico, del viento -intenso por estas latitudes- y de las tormentas que, sin ton ni son, son tan propias de la ciudad pantanosa de Washington. Sin olvidar que a los 30 grados de media hay que sumarle el siempre presente índice de humedad que llega en más de una ocasión, y muy a mi pesar, al 100%.

Sigue leyendo

Un sábado cualquiera

IMG_7057La sombra de lo que fue es el recuerdo que nos queda, lo que nos abraza en una noche cualquiera de abril, acariciada por la brisa todavía fresca y las luces que iluminan la ciudad. El paseante tranquilo se desplaza entre las callejuelas atento a los que vienen, ignorando a los que van.. Los pensamientos vuelan cuán maremágnum de acontecimientos entrelazados sin sentido, sin conexión aparente, sin cronología, pero con vida… con el latido de lo que se fue, de lo que se mantiene en la mente y no se olvida…

Sigue leyendo