26 days to go… quiero dormir

dormir-adelgaza-2(1)

FOTO

La idea de parir me sigue rondando la cabeza, el problema es que lo hace sobre todo por las noches. Los nervios parecen aflorar en las últimas horas del día, provocando un insomnio, síntoma normal según he leído, pero que no es un consuelo. Se supone que me voy a pasar el primer año de vida de mi hija sin pegar ojo, por lo que sería perfecto poder recuperar algo de sueño estos días. ¿Será la naturaleza animal que me está avisando de lo que está por venir? Menuda ironía. Tiene mala pinta. Sigue leyendo

Carlota

En la luz de la mañana, Durante el alba de lo que la noche oculta, Una nueva vida se gesta en mi vientre, Símbolo de amor y poesía, de manos entrelazadas por las calles, De abrazos robados en la oscuridad, De gritos, de llanto, de odio, de malentendidos, Pero también de te quieros nunca olvidados, Y ahora vividos… Ahora disfrutados. A ti. Siempre aquí, siempre lejos.

Keep calm and carry on…

Cómo identificar cuando tu vida se reduce a la mínima esencia, cómo saber cuando tu comportamiento y conducta te amarran a instantes que antes eran impensables, a momentos que nunca habías imaginado, a sensaciones y emociones que nunca habías sentido… La mezcla: dolor/esperanza.

Mi desarrollo en este país claramente tiene dos vertientes, supongo que ambas positivas,  por lo menos eso me digo a mí misma constantemente. Consuelo. Sigue leyendo

Anhelo….

En la oscuridad de mi cuarto vacío… en lo único que me apetece pensar es en los días que fueron y que nunca volverán. En aquellos anhelos que aunque escondidos, se despiertan en mis sueños y me hacen sentir real….

Entre los montículos de papel de tinta gastados, los meses de estrés y adrenalina benigna, la preparación de un reportaje sobre lo humano que incentiva al más tierno periodista,  aparecen, sin querer, sentimientos reales que tal vez no deberían mostrarse…

El mundo está en continuo movimiento, este 2011 informativamente en un caos, y yo solo puedo pensar en tus ojos azules como los sinfines de un mar cantábrico que por 30 días acarició mis mejillas, suavizó mi piel y calmó mi vida…. Sigue leyendo